icono estrella Nº de votos: 0

Obama y McCain, en el confesionario

Periodista Digital - Religión -
    De "errores morales", de pecado, de ricos y pobres, del matrimonio y del aborto. A todo tipo de preguntas trascendentes han tenido que responder los dos aspirantes a la presidencia de EE UU, el demócrata Barak Obama y el conservador John McCain. Entrevistados uno tras otro por el Pastor Warren en una macroiglesia californiana, los candidatos han intentado no parecer antipático al electorado en el caso de Obama y afianzar su imagen conservadora frente a una comunidad que supone el 26% del electorado del país.

McCain no ha tenido problemas en afirmar rápidamente su oposición al aborto y sus planes para promover medidad pro-vida. También dejó claro que el matrimonio sólo puede ser llamado tal si consiste en la unión entre un hombre y una mujer y que el diablo existía porque lo había visto en Bin Laden.

El candidato demócrata abordó la entrevista explicando cómo su relación con Jesús le había dado fuerza en los momentos más difíciles de su vida y valor para enfrentarse a los desafíos, como luchar por la presidencia de EE UU. Al ser preguntado por el aborto, respondió que es un firme partidario del derecho de la mujer a decidir, pero que está dispuesto a trabajar con sus rivales para lograr reducir la tasa de abortos en el país. También estuvo de acuerdo con la definición de matrimonio de McCain, pero matizó que cree también que las uniones entre homosexuales son legales y en la necesidad de equipararlas en derechos.

Una de las divergencias principales surgió al hablar sobre la necesidad de subir los impuestos a los ricos "¿Qué es ser rico?", les ha preguntado el pastor.

"Eres rico si ganas más de 250.000 dólares al año. Todos debemos entender que la educación, las carreteras, los servicios... no son gratis. Todos debemos arrimar el hombro", ha respondido Obama, en defensa de su intención de subir los impuestos a las rentas más altas.

"Para mí, toda persona que tiene un trabajo, una casa, que puede dar una educación a sus hijos, y les puede ayudar a mejorar en la vida, para mi esa persona es rica. Y yo no les quiero subir los impuestos a estas familias. Yo no le quiero subir los impuestos nadie", ha expuesto McCain.

Obama ha reconocido el egoísmo y haber "experimentado con drogas" en su juventud como sus peores "errores morales": "Mi peor pecado ha sido el egoísmo. Durante mi juventud experimente con drogas, bebí...hice todo eso porque solo pensaba en mí mismo, por mi incapacidad en centrarme en los demás". Por su parte, McCain, se ha referido al fin de su primer matrimonio como su mayor fallo moral.

El conservador se casó con la modelo Carol Shepp antes de partir a la Guerra de Vietnam. Allí, quedó cautivo cinco años en manos del Vietcong, que lo torturó salvajemente. A su vuelta, Shepp había sufrido un accidente de coche que le había desfigurado la cara. McCain comenzó una aventura con la rica heredera que hoy es su mujer, Cindy Lou Hensley y se casó con ella al poco tiempo.

Los últimos sondeos, dados a conocer esta misma semana, apuntan a que el candidato republicano John McCain cuenta con el apoyo del 68 por ciento del votante evangélico blanco, frente al 24 por ciento de Obama. El Instituto Pew señala que el 26% de los votantes de EE UU son cristianos evangélicos.
Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios Sin comentarios

Comentarios

escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.