icono estrella Nº de votos: 0

No hay mucha elección para las mujeres del África occidental. La mayor parte mueren de parto por complicaciones previsibles

Agencia Fides -
Tanzania es el quinto país del África subsahariana a riesgo por las mujeres embarazadas, después de Sierra Leona, Níger, Malawi y Angola.

Según las estadísticas demográficas del World Bank, en Tanzania en el 2000, sobre 100 mil niños nacidos vivos, durante el embarazo murieron una media de 1.500 mujeres. Aquel año, en total murieron al menos 21 mil. Desde entonces la situación ha empeorada. En las 2005 investigaciones que el gobierno realizó con una campaña puerta a puerta, han registrado una tasa de mortalidad materna de 578 muertes cada 100 mil niños nacidos vivos, de más con respecto a los 529 del 1996. Las cifras muestran un alto predominio de muertes maternas inaceptables y aumenta el temor de no poder alcanzar el Objetivo del Milenio de las Naciones Unidas que prevé una reducción del fenómeno de tres cuarto entre el 1990 y el 2015.

Hospitales faltos de recursos, ausencia de centros sanitarios en las zonas más remotas, transportes inadecuados y pobreza están entre las causas principales de las muertes previsibles de las madres en Tanzania. En muchos casos, los habitantes de las zonas más remotas continúan a usar los métodos tradicionales para el parto. Según las estadísticas del World Bank, en Tanzania, entre el 2000 y el 2004, sólo el 46%, menos que la mitad, de médicos y enfermeros han contribuido al nacimiento de niños.

Falta una adecuada formación y una educación sobre el parto seguro, las mujeres piensan que yendo al hospital serán operadas y puestas en peligro, por eso prefieren quedar en la casa y parir naturalmente.

Hay sólo un médico cada 20 mil pacientes. Hay necesidad de mayores inversiones en el campo sanitario, no hay fondos suficientes, falta personal calificado y clínicas en las zonas rurales", dijo la coordinadora del White Ribbon Alliance de Tanzania. La organización comprende 50 instituciones no-gubernativas que se ocupan de la salud de las mujeres.

Entre las prioridades del Gobierno de Tanzania el Presidente, Jakaya Kikwete, puso el problema de la mortalidad materna a la par del empeño en la lucha contra el Sida que afecta el 7% de la población y la reducción de la desocupación que afecta a una persona sobre diez. El ministro de la Salud David Mwakyusa anunció recientemente que este año el Gobierno está comprometido en alcanzar el objetivo de reducir la tasa nacional de mortalidad materna dentro del 2010, a 265 muertos cada 100 mil nacidos vivos. Fueron prometidos tratamientos más eficientes, mejores aparatos para los hospitales y mayor coordinación entre las clínicas.
Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios Sin comentarios

Comentarios

escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.