icono estrella Nº de votos: 0

Myanmar: "No hablamos de política sino de salvar personas y no hay tiempo que perder"

Ciudad Redonda -

(JPG) El ciclón Nargis pasó por Myanmar el pasado 2 de mayo y, desde entonces, las cifras de la catástrofe no han dejado de aumentar, como tampoco lo han hecho las quejas de las organizaciones de ayuda humanitaria por las dificultades puestas desde la Junta Militar del país.

Se estima que de momento hay 1,5 millones de personas damnificadas por el ciclón, 34.000 personas desaparecidas y 32.000 muertos, aunque entidades como Ayuda en Acción dicen que esta última cifra podría llegar a las 100.000 personas. Pero según la ONU, la respuesta de ayuda es “inaceptablemente lenta” y estos días aún se está retrasando más a causa de las lluvias que afectan al país.

“A menos que llegue más ayuda al país rápidamente nos enfrentaremos a un brote de enfermedades contagiosas que podrían empequeñecer la crisis actual”, advierte el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, que acusa a la Junta Militar de Myanmar de “continuar denegando visados a la mayoría de los trabajadores extranjeros”.

Te explicamos qué hacen las organizaciones en la zona:

Manos Unidas ha trabajado para asistir a las víctimas del ciclón desde el primer momento, aprovechando su presencia en el país desde hace años y la consolidada red que la iglesia católica tiene establecida en él. La organización envió en un primer momento una partida de ayuda de 50.000 para atender a la población de Rangún, Mawlamyine y Pethein, “las más afectadas” por el Nargis y en un segundo envío ha hecho llegar 10.000 euros que gestionará una congregación religiosa que trabaja en el país.

(JPG) A través de tres entidades locales, Ayuda en Acción también está presente en Myanmar colaborando en las tareas de emergencia. La entidad actúa en la zona del Delta Irrawady, donde ha levantado tres campamentos de emergencia para proporcionar refugio, alimentos y asistencia médica a más de 40 poblaciones afectadas y los desplazados que llegan de las islas cercanas. En breve la entidad pasará a colaborar con otra ONG local para llegar así a 220 pueblos. Para llevar a cabo esta acción impulsan también una campaña de recogida de fondos, de la que informan en su página web.

Un millar de trabajadores locales y 43 trabajadores expatriados de Médicos sin Fronteras atienden con material médico, logístico, alimentario y de agua y saneamiento a las poblaciones afectadas por el ciclón. La entidad ha enviado tres aviones con ayuda pero advierte que es “urgente que llegue mucha más”. “En algunas áreas, las autoridades del país han impuesto a MSF algunas limitaciones. En Bogaley, por ejemplo, el equipo de MSF no puede llevar toda la asistencia que puede para responder a las enormes necesidades que hay en la zona en cuanto a alimentación y atención médica”, dice la ONG.

Asegurar el acceso a agua potable y a alimentos como el arroz, la verdura y el maíz es la máxima prioridad en Myanmar según Acción contra el Hambre. La entidad, que también trabajaba antes del ciclón en el país, explica que las reservas de arroz y maíz “están a punto de agotarse” y que los depósitos de agua están “prácticamente acabados”. Suplementos nutricionales, pastillas potabilizadoras y motobombas de agua forman el cargamento de ayuda enviado en el primer convoy humanitario de la ONG. La entidad explica en su web cómo colaborar para paliar la emergencia.

Más de 14 toneladas de material de refugio y asistencia han llegado al país a través de la Cruz Roja, que para trabajar se está apoyando sobre todo en su personal local. Ocho equipos de evaluación reportan la situación y las necesidades en la región. Entre las informaciones que nos llegan de la labor de esta entidad en la zona destaca el hundimiento el domingo 11 de mayo de uno de sus barcos con ayuda. La embarcación navegaba por el río cerca de Bogalay cuando chocó con el tronco de un árbol y perdió 100 sacos de arroz, 5.000 litros de agua potable, 10.000 tabletas para purificar agua, y cajas de ropa y jabón, entre otros. La entidad recoge donaciones económicas a través de su web.

Desde su posición también han hablado entidades como Amnistía Internacional. Esta organización se ha dirigido a los gobiernos de Japón, India, Corea del Sur y China, además de a la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN), para que influyan sobre las autoridades de Myanmar y le pidan a su país vecino que “levante los bloqueos y permita que la ayuda, los especialistas y los materiales lleguen a millones de personas que ahora lo necesitan”. En este sentido ha hablado el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon al enfatizar que “no hay tiempo que perder” porque “no se trata de cuestiones políticas sino de salvar la vida de la gente”.

Otras organizaciones como World Vision y Save the Children piden priorizar la salud física y emocional de los menores de edad en Myanmar. “Los niños y niñas que han sobrevivido al ciclón Nargis son ahora los más propensos a contraer las enfermedades que ya comienzan a aparecer”, explica World Vision, que está centrando su labor en la distribución de arroz, agua, combustible diesel para que funcionen las bombas de agua y tiendas de campaña y mantas. Por su parte, Save the Children, presente en Myanmar desde hace 13 años, destaca que a pesar de las dificultades está repartiendo la ayuda porque “tenía preparado un plan de respuesta ante catástrofes naturales con un stock de productos básicos que se están repartiendo entre la población más afectada, sobre todo los niños”. Ambas entidades piden la colaboración económica de la población.

Oxfam Internacional está apoyando desde fuera de Myanmar la labor de organizaciones locales. La entidad ha iniciado una campaña para recaudar fondos y dar respuesta a la emergencia que vive Myanmar. En España, el llamamiento lo hace Intermón Oxfam.

Desde el Gobierno español, la respuesta a la emergencia en Myanmar se traduce, por el momento, en el envío de un avión con ayuda humanitaria fletado por la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), junto a la ONG Farmamundi y la Xunta de Galicia. El cargamento, que está a disposición del operativo de la ONU, se encuentra en Tailandia, mientras “las negociaciones con las autoridades birmanas para garantizar la efectividad de la ayuda siguen abiertas”, según la AECID.


¿Qué PueDo HaCer yo?

Varias de las organizaciones españolas que colaboran para hacer llegar ayuda de emergencia a Myanmar tienen en marcha campañas de recogida de fondos. Si lo deseas, puedes entrar en sus sitios web y colaborar.

En el portal Haces Falta encuentras ofertas de voluntariado para apoyar a entidades que trabajan temas de emergencia.

Más información:

-  Informaciones de la ONU sobre Myanmar
-  AECID
-  Manos Unidas
-  Ayuda en Acción
-  Médicos sin Fronteras
-  Acción contra el Hambre
-  Cruz Roja
-  Amnistía Internacional
-  World Vision
-  Save the Children
-  Farmamundi


Extraído de CANAL SOLIDARIO

Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas : nargis,
icono comentarios Sin comentarios

Comentarios

escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.