icono estrella Nº de votos: 0

Miercoles de la Primera Semana de Cuaresma

Angel Moreno -

 

(Jo 3, 1-10; Sal 50; Lc 11, 29-32)

TEXTO PARA MEDITAR

“Creyeron en Dios los ninivitas; proclamaron el ayuno y se vistieron de saco, grandes y pequeños. Llegó el mensaje al rey de Nínive; se levantó del trono, dejó el manto, se cubrió de saco, se sentó  en el polvo y mandó al heraldo a proclamar en su nombre a Nínive:-«Hombres y animales, vacas y ovejas, no prueben bocado, no pasten ni beban; vístanse de saco hombres y animales… ».”

REFLEXIÓN

No hay circunstancia, por desordenada adversa que sea, que no tenga posibilidad de convertirse en motivo de gracia. El ejemplo emblemático de la conversión de Nínive, con su rey a la cabeza, después del anuncio del profeta de la inminente destrucción de la ciudad, se convierte en llamada.

Pero la destrucción no viene como castigo del cielo, sino como efecto del comportamiento humano. Una sociedad sin moral se aniquila a sí misma, unos gobernantes sin escrúpulo destruyen la convivencia y la esperanza del pueblo. Una conducta sin respeto ni trascendencia arrastra al egoísmo más destructor. La solución no está en el lamento, ni en la desilusión fatalista; cabe la regeneración más sincera con repercusiones en la vida personal, familiar y social. Hoy nos llaman a la conversión. 

Un pueblo solidario, que respeta las distintas generaciones, sin especular con los jóvenes ni despreciar a los mayores, en una convivencia laboriosa y apoyada en los valores cívicos, se afianza y tiene la bendición del crecimiento fecundo, más aún si sus gentes, además de respetar los valores humanos, están abiertas a la trascendencia y a la expresividad religiosa.

ORACIÓN

Señor, mira con bondad a tu pueblo, que rescataste por los méritos de los sufrimientos de la Pasión de tu Hijo, no permitas que se destruya por falta de los valores más necesarios para la convivencia y el bien común. Perdona nuestros pecados, Tú que no desprecias el corazón quebrantado y humillado.

PROPUESTA

“… invoquen fervientemente a Dios, que se convierta cada cual de su mala vida y de la violencia de sus manos”

Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios Sin comentarios

Comentarios

escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.