icono estrella Nº de votos: 0

Miércoles de la primera semana de Adviento

Ángel Moreno de Buenafuente -

(JPG) Las lecturas siguen despertando los sentidos, mediaciones simbólicas e históricas para percibir el mensaje de la salvación.

Hoy, de nuevo son protagonistas el oído, la vista, el olfato y el tacto, y de manera especial el gusto.

-  “Las gente se admiraba al ver hablar a los mudos, andar a los tullidos y con vista a los ciegos” (Mt 15, 30).

-  “Preparas una mesa ante mí, perfumas mi cabeza, y mi copa rebosa” (Sal 22)

-  “El Señor preparará un festín de manjares suculentos, un festín de vinos de solera; manjares enjundiosos, vinos generosos” (Isa 25, 7).

-  En el Evangelio se recuerda que Jesús dio de comer a la multitud: “Comieron todos y se saciaron” (Mt 15, 37).

La sensibilidad y la corporeidad a las que aluden los textos exigen vigilancia, ser conscientes, caminar atentos.

Podemos estar siendo invitados constantemente con mensajes y mociones interiores a celebrar el encuentro con Dios y no percibirlos por falta de escucha o por distracción.

¡Despierta! ¡Pon oído! ¡Mira! ¡Corre! Se acerca tu salvación.

-  Lecturas del Miércoles de la primera semana de Adviento

Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios Sin comentarios

Comentarios

escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.