icono estrella Nº de votos: 0

Mesa y sofá

Bonifacio Fernandez, cmf -
Mucho se analiza y se escribe sobre la situación actual de la familia en el mundo occidental. Contamos con distintos modelos de vida familiar. Son el resultado de cambios históricos significativos. Los análisis sociológicos nos informan con bastante claridad y precisión sobre el origen, alcance, influjo de los cambios socio-culturales. Vivimos distintos modelos de familia: extensa, nuclear, monoparental etc. Son modelos que coexisten entre nosotros. Esta evolución se refiere sobre todo a la estructura. Pero hay otros aspectos concomitantes.


Tal vez una buena forma de expresar el cambio que se ha producido  sea  simbolizarlo en la mesa camilla y en el sofá. Hemos pasado de una familia con forma de mesa camilla a una familia con forma de sofá alargado frente a una gran pantalla.
La mesa camilla es redonda. En torno a ellos los miembros de la familia se ven las caras, se miran, se comunican. La mesa camilla los reúne para  las comidas para hacer los deberes, para hablar, para colaborar.

El sofá alargado y hundido coloca a los miembros de la familia mirando todos en una dirección. El centro está en la gran pantalla de la televisión.  No se miran ni se escuchan unos a otros. Guardan silencio ante  el aparato mágico que entretiene, informa, emociona, aburre. Pero todo ello de forma individual. Y en paralelo. Cada persona individualmente se deja afectar por las informaciones, los ejemplos e historias que se proyectan.
El mando de la  tele se convierte en el codiciado objeto de deseo para todos. Es un símbolo de poder y de dominio. Por ello provoca conflictos entre los miembros de la familia. Para solucionarlos se multiplican los aparatos de televisión en vivienda: cada persona  se asigna uno. Y además las pantallas de los ordenadores ponen en contacto con las imágenes y las historias de medio mundo. El menú es muy variado.

Frente a esta prevalencia de lo individual es preciso reafirmar los espacios y tiempos de la  mesa camilla. La pertenencia familiar es tanto más fuerte cuanto más profunda es la comunicación. Los matrimonios empeñados en crear familia tienen especial empeño en cuidar los espacios y los tiempos de comunicación. Saben que la familia es, sobre todo, un espacio afectivo insustituible. Y también delicado. Por eso sufren tanto cuando el hogar familiar se convierte en una especie de pensión.

Un matrimonio que se comunica y reúne a su familia en torno a la mesa camilla es una buena noticia para esta sociedad, que tanto sufre de incomunicación.
Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas : matrimonio,
icono comentarios 3 comentarios

Comentarios

FERNANDO FERNANDO
el 29/10/09
UNA DE LAS OPIONES MAS INTERESANTES SOBRE LA TELEVISION LA DIO D. ADOLFO SUAREZ DURANTE SU PERIODO DE DIRECTOR GENERAL.
AL PREGUNTARLE LO QUE MAS LE GUSTABA, DIJO QUE PODIA APAGAR EL TELEVISOR CUANDO NO LE INTERESABA LO QUE HABIA.
HOY HAN AUMENTADO LAS CANENAS, PERO A COSTA DE LA CALIDAD.
QUIERA DIOS QUE MEJOREN TODAS.
Me gusta 0
MARI CARMEN MARI CARMEN
el 30/10/09
ESTOY EN TOTAL ACUERDO CON EL ARTICULO,LA TELE DIVIDE ,PERO TAMBIEN PUEDE UNIR PARA VER UN PROGRAMA DETERMINADO, ESTO ES COMO TODO .............DEPENDE DEL USO QUE SE LE HAGA DE ELLA.LO QUE SI ES QUE HE OBSERVADO ES LA CANTIDAD DE ANUNCIOS QUE INCITAN A TENER RELACIONES SEXUALES, A CUALQUIER HORA DEL DIA,ASI QUE NO NOS EXTRAÑEMOS CUANDO ESCUCHAMOSEN LAS NOTICIAS LA VIOLACIONES POR PARTES DE CADA VEZ MAS DE MENORES.¿ES QUE DE ESTO NO SE DA CUENTA NADIE?, ¿0 SERA MAS BIENQUE ESTO ES RENTABLE PARA ALGUIEN'?SE LE ESTA INCITANDO A LOS JOVENES A TRAVES DE LA TELE UNOS VALORE QUE HARAN DEL HOMBRE A LA LARGA UN SER QUE ACTUEN SOLO A TRAVES DEL INSTINTO Y NO DE LA RAZON.Y ESO ES LO QUE NOS DIFERENCIA DE LOS ANIMALES .............EL HOMBRE TIENE INTELIGECIA Y EL ANIMAL INSTINTO
Me gusta 0
tolo-positivo tolo-positivo
el 20/1/10
es bastante interesante el artículo: "mesa y sofá". pienso que de alguna manera comunica lo que muchos pesamos de los retos de la familia de hoy.
mas sin embargo vale la pena resaltar que en sí las cosas ( el televisor y la programación televisiva), no son la totalidad del problema; ya que de alguna manera la familia puede y debe decidir sobre lo que más le conviene: " darle un sitio al televisor lejos del comedor, la habitación o algún lugar especial en donde la familia pueda departir, compartir y construir comunidad.
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.