icono estrella Nº de votos: 0

Merecido galardón al obispo de los sin voz

Religión Digital -
    Ordenado en 1971 obispo de la diócesis de Sao Félix de Araguaya, en el Matto Grosso, renunció desde el primer día a utilizar la mitra, el báculo y el anillo propios de su condición, y ya en su primera carta pastoral reflejó la realidad de su prelatura en un escrito titulado: 'Una Iglesia de la Amazonía en conflicto con el latifundio y la marginación social'.

    Dom Pedro, como se le conoce en Sao Félix, nació en Balsareny (Barcelona) el 16 de febrero de 1928, en el seno de una familia de campesinos, y estudió en el Seminario de Vic.

    En el año 1952, al acabar el Congreso Eucarístico celebrado en Barcelona, fue ordenado sacerdote de la Orden de los Misioneros Hijos del Corazón Inmaculado de María (claretianos).

    Tras desempeñar su ministerio en Sabadell, Barbastro, Barcelona y Madrid, marchó en el año 1960 como misionero a Guinea Ecuatorial y allí permaneció hasta el año siguiente.

    De regreso a España, Casaldáliga dirigió en Madrid la revista de religión y cultura 'Iris. Testimonio y Esperanza' y trabajó en medios de la emigración latinoamericana y africana.

    En 1968 se trasladó, otra vez como misionero, al estado brasileño de Matto Grosso, donde el 23 de octubre de 1971 fue ordenado obispo de la diócesis de Sao Félix de Araguaia, un territorio con una extensión de más de 150.000 kilómetros cuadrados y con una de las mayores concentraciones de población indígena del país.

    Entregado a la causa de los pobres, el obispo catalán, que no ha vuelto a Cataluña desde el año 1968, se convierte desde su diócesis en una de las voces más destacadas de la Teología de la Liberación, y en ocasiones incluso sufrió atentados y amenazas de muerte.

    Uno de los sucesos que más le han marcado ocurrió en 1977, cuando fue asesinado a su lado el padre Joao Bosco Penido mientras ambos participaban en una protesta contra las torturas que practicaba la policía a mujeres presas, un episodio que motivó represalias contra su prelatura y uno de sus sacerdotes, condenado a 10 años de prisión.

    Desde 1981 y durante varios años, Pere Casaldáliga ocupó el cargo de vicepresidente de la Comisión Pastoral de la Tierra, organismo vinculado a la Conferencia Nacional de Obispos de Barsil, que defiende los derechos de los trabajadores rurales y del que fue uno de sus fundadores.

Cuatro años después, en 1985, salió por primera vez de Brasil para viajar a Nicaragua, donde se solidarizó con la huelga que mantenía el religioso Miguel D'Escoto, a la vez que participó en el guión de la película 'En la Caminada', en la que el franciscano brasileño Leonardo Boff lee algunos de sus poemas.

    Representante del ala más progresista de la Iglesia Católica, Casaldáliga se ha pronunciado a favor del celibato opcional en el sacerdocio, así como de la admisión de la mujer en el mismo, y se ha mostrado siempre crítico con la curia romana.

    Es autor de decenas de libros, discos y vídeos en los que la Teología de la Liberación siempre está presente, aunque también ha publicado una decena de obras de poesía.

    En 1988 fue recibido en el Vaticano por el Papa Juan Pablo II y pocos meses después fue amonestado por sus visitas a Nicaragua, en las que había apoyado al gobierno sandinista.

    A comienzos de 1989 fue propuesto para el Premio Nobel de la Paz, en una candidatura que recibió el apoyo del argentino Adolfo Pérez Esquivel, Nobel de la Paz en 1980.
Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios Sin comentarios

Comentarios

escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.