icono estrella Nº de votos: 0

Meditación para el Tercer Domingo del Tiempo Ordinario - Ciclo C - 24 de Enero de 2009.

Angel Moreno -
(Nh 8, 2-4ª.5-6. 8-10; Sal 18; 1 Cor 12, 12-30; Lc 1, 1-4; 4, 14-21)

En las lecturas de este domingo, se nos proponen dos ejemplos coincidentes, el del sacerdote Esdras, proclamando la ley del Señor ante el pueblo desde lo alto de un ambón, y la intervención de Jesús en la sinagoga de su pueblo, de pie, proclamando el texto del profeta Isaías. La antífona del salmo interleccional nos sirve la clave: “Tus palabras, Señor, son espíritu y vida”.

Desde antiguo, el alimento de la fe del pueblo de Dios eran las Sagradas Escrituras. La llamada lectio divina se practicaba en las sinagogas los sábados. Jesús participa de las celebraciones sabáticas y se nos presenta como ejemplo para discernir el tiempo presente a la luz de la Palabra: “Hoy se cumple esta Escritura que acabáis de oír”.

La actitud de respeto, la proclamación solemne de los textos que hacen Esdras y  Jesús, la acogida reverente y la escucha atenta por parte de la asamblea, la aplicación de la Palabra a las circunstancias del momento, llevan a descubrir cómo debemos relacionarnos con el Libro Santo.

Si tomamos el texto de la segunda lectura y practicamos el método de la lectio divina con él, al leer o escuchar cómo San Pablo relaciona el cuerpo humano con el misterio que formamos los creyentes en Cristo -“Todos nosotros, judíos y griegos, esclavos y libres, hemos sido bautizados en un mismo Espíritu, para formar un solo cuerpo”-, podemos iluminar nuestras relaciones comunitarias, sociales, eclesiales, ecuménicas –estamos en el octavario de oración por la unidad de los cristianos-, y también nuestra vocación más personal, de la manera que descubrió Santa Teresa del Niño Jesús: “Yo soy en la Iglesia el corazón”.

A la hora de avanzar por el camino del seguimiento del Evangelio, el recurso a la Palabra de Dios es una recomendación de los Padres y Maestros espirituales. Ellos se han convertido en referencia sapiencial por haber llevado a sus vidas lo que han escuchado en la oración con la Palabra.

Si oramos los textos de hoy desde las mociones interiores que sintamos, pueden ser muchas las preguntas que nos surjan, tanto en relación con nuestra comunión eclesial, como en la fidelidad al don recibido en favor de los demás.

La comunión es el límite de nuestra pertenencia al mismo Cuerpo de Cristo. “Los miembros son muchos, es verdad, pero el cuerpo es uno solo”. En el posible discernimiento sobre nuestra forma de vivir el cristianismo, la pregunta sobre el sentimiento de pertenencia a la Iglesia es esencial.

La comunión no anula la diversidad: “El cuerpo tiene muchos miembros”. “No hay divisiones en el cuerpo, porque todos los miembros por igual se preocupan unos de otros”. Esta referencia será siempre un elemento objetivo de nuestra identidad cristiana. Si por lo que sea sentimos desafección o tomamos caminos independientes de la comunión eclesial, será muy difícil mantener en la conciencia la paz del que sigue la verdad.
Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios 8 comentarios

Comentarios

G.Herrero A. G.Herrero A.
el 23/1/10
Cuando la P.de D. se proclama,Cristo acontece,se dirige a nosotros en un encuentro personal, real,para iluminar nuestras mentes y guiar nuestra vida. Escuchar es acoger a Cristo con mucho amor y con el deseo de vivir de esa palabra y dejarnos configurar por ella. La P. de Dios,libera,alimenta,ilumina,consuela,corrige,acaricia...Es un don, no es una carga
Me gusta 0
Egidio Ramon Arzamendia Egidio Ramon Arzamendia
el 24/1/10
Hno hoy Jesús ce precenta como el mesia y lo es por que tiene el Espirutu de Dios. Hoy quiere tramitirte ese Espiritu para que podamos tambien decir el Espiritu de Dios esta sobre mi y EL me a Enviado para dar la buena noticia a todos donde me toca vivir diariamente y en mi enbiente dar tetinio de ÉL , mucho Hemano tenecesita animo el SEÑOR esta con nosotros. EL es nuetra Fuerza QUE DIOS le Bendiga
Me gusta 0
ARLEY ARREDODO M ARLEY ARREDODO M
el 24/1/10
CUANDO SE PROCLAMA LA PALABRA DE DIOS YA SEA EL SACERDOTE O EL DIACONO.LO HACEN EN LA MISMA PERSONA,DE CRISTO COMO NOS DICE LA PRIMERA LECTURADEL LIBRO DE NEHEMIAS QUE HAY UN LUGAR SAGRADO PARA PROCLAMAR DICHAS LECTURAS Y EN NUESTRO CASO ES EL AMBON.DONDE NOS DICE HOY ES UN DIA CONSAGRADO AL SEÑOR Y DEBEMOS ESTAR ALEGRES, FELICES LLENOS DE ESPERANZA. PORQEU DIOS ESTA CON NOSOTROS, COMO NOS DICE SAN LUCAS EN LE EVAGELIO JESUS VINO PARA DARNOS LA BUENA NOTICIA PARA TODOS NOSOTROS QUE AUN ESTAMOS CIEGOS Y EN CAUTIVERIO POR NUESTROS PECADOS.HERMANOS NO OLVIDES QUE CRISTO NOS AMA,PARA HACERNOS RICOS EN SU INFINITO AMOR DIOS LOS BENDIGA
Me gusta 0
Cèsar Paredes Cèsar Paredes
el 24/1/10
Cuánta conciencia nos falta a los católicos de la efectividad y poder que la Palabra de Dios tiene en nuestra vida. La Palabra de vida se aplica perfectamente a nuestra vida e influye en ella para "liberarnos" de nuestra miseria, cegueras y esclavitudes. Esta Palabra de Dios hoy se cumple y cobra una vida personal en Jesucristo, Nuestro Señor, que se declara a sí mismo como el Ungido de Dios, cuya vida está centrada en la voluntad del Padre para manifestar su mesianismo de una manera muy distinta a los esquemas humanos, su salvación no la realizará alcanzando cuotas de poder político, sino que la dirigirá a sus predilectos y desde ellos: los pobres, marginados y excluidos de su tiempo. Es lo que nosotros, la Iglesia, hemos de recordar e imitar siempre.
Me gusta 0
HNA. MARIA DE DEUS MSC HNA. MARIA DE DEUS MSC
el 24/1/10
"HOY ES UN DIA CONSAGRADO A NUESTRO DIOS" NOS DICE LA PRIMERA LECTURA, Y LO SABEMOS DE CABEZA QUE ASÍ ES PERO LO VIVO CON EL CORAZÓN? OJALÁ ASÍ SEA PORQUE TODOS LOS DIAS DE NUESTRA VIDA SON DIAS QUE DIOS NOS DA Y QUE A ÉL TIENEN QUE SER CONSAGRADOS PORQUE ÉL ES LA FUENTE, ES ALFA Y OMEGA. LOS NAZARENOS ESTABAN DE «OJOS FIJOS EN ÉL» Y YO? SI EL SEÑOR ES MI FORTALEZA TODO MI SER QUIERE FIJARSE EN ÉL Y A SU ESPIRITU LO PIDO SIEMPRE QUE NOS ENCONTRAMOS. LA FUERZA DE SU ESPIRITU ESTA EN MI PORQUE BAUTIZADA Y HIJA SUYA Y AHÍ ESTA MI LIBERTAD Y LA FUENTE DE SU AMOR EN MÍ. NO PODRÍA VIVIR SIN ESA FUERZA, NO SE COMO LO HACEN QUIEN VIVE SIN CONOCER EL DIOS DE JESUCRISTO. ME DA MUCHA PENA SABER QUE MUCHOS HERMANOS Y HERMANAS NO ENCUENTRAN TIEMPO PARA CONOCERLO...POR ELLOS REZO SIEMPRE . ... » ver comentario
Me gusta 0
P. Quintero P. Quintero
el 24/1/10
Es un don maravilloso para la Iglesia, poder darle continuidad a las exigencias Divinas de la proclamación de la Palabra. Es más, el regalo es a nosotros poder proclamarla. Por ende, esa Palabra debe llevar preparación y meditación. Ya nos dice la misma Escritura que es penetrante y llega hasta los huesos. Hoy, el hombre y todo cristiano debe dejarse ahondar por la Palabra, y ello hará que se dé en todos una "metanoia" favorable a todos.
Prediquemos y anunciemos sin descanso la Palabra Dios les bendiga...
Me gusta 0
Guillermo FM de Caicara del Orinoco Guillermo FM de Caicara del Orinoco
el 24/1/10
El pueblo habia olvidado las Escrituras en un rincon, y eso es presisamente lo que muchos hacemos, le damos la espalda a Dios que nos ama y quiere para nosotros caminos de felicidad, como consecuencia el pueblo cae en el pecado y en la destruccion. Dios que nunca cesa de llamar al hombre pone por delante su Palabra liberadora y si el pueblo dice Amen, la guarda en su corazon y hace la voluntad de Dios entonces encontrara el camino de la paz y la prosperidad. Hoy tambien el encuentro con Jesus en la Santa Misa, escuchar su Palabra y cenar con El, es la base de la trasformacion del Mundo. Solo Tu Señor tienes palabras de vida eterna. Pedimos oracion por Haiti y por la paz de Colombia y Venezuela,. Amen


Me gusta 0
Vielka Murillo G. Vielka Murillo G.
el 24/1/10
Yo creo que los católicos conocemos mucho de la palabra de Dios, nos falta ponerla en práctica, hacerla vida porque cuando el evangelio que es Buena Notica nos penetra, realmente somos capaces de ser mejores personas, dar lo mejor de si al que tenemos a nuestro alrededor y realmente cuando somos capaces de desprendernos hasta de nosostros mismos somos los constructores de la civilización del amor, haciendo de este mundo un mundo más humano, fraterno y solidario. Es así como proclamaos con nuestra acción el hermoso evangelio de hoy: El espírtu de Dios nos ha ungido para liberar a los cautivos y dar vista a los que no ven, quien vea nuestras obras recobrará la vista y sentirá el gozo de liberación manifestado en los hombres y mujeres de esta tierra que tenemos un corazón grande ... » ver comentario
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.