icono estrella Nº de votos: 0

Meditación desde Buenafuente para el Viernes de la 5ª Semana de Cuaresma - (30 - Marzo - 2012)

Angel Moreno -

PALABRA VIVA
“El Señor está conmigo, como fuerte soldado; mis enemigos tropezarán y no podrán conmigo. Se avergonzarán de su fracaso con sonrojo eterno que no se olvidará.
Señor de los ejércitos, que examinas al justo y sondeas lo intimo del corazón, que yo vea la venganza que tomas de ellos, porque a ti encomendé mi causa.
Cantad al Señor, alabad al Señor, que libró la vida del pobre de manos de los impíos.”

MÁXIMA DE VIDA
En el peligro grité a mi Dios y mi grito llegó a sus oídos.

ACOMPAÑAMIENTO ESPIRITUAL
Hoy se veneran los Dolores de María, la mujer fuerte y recia, porque puso su confianza en el Señor, y se mantuvo de pie junto a la cruz. La fortaleza no proviene del carácter, sino de la serenidad que da la gracia, y del abandono en que Dios hará su obra, a pesar de no ver en el momento de la prueba el sentido. Los que confían en el Señor no quedan defraudados.

TESTIMONIO
Durante 15 meses, las autoridades comunistas intentaron convencer al cardenal Stepinac para que liderara la separación de la Iglesia católica y la formación de una especie de Iglesia patriótica. Ante sus reiteradas negativas, fue detenido el 18 de septiembre de 1946, y fue condenado a 16 años de trabajos forzados. El caso suscitó multitud de protestas a nivel internacional, y el Gobierno de Tito le ofreció la posibilidad de dejar la prisión a cambio de abandonar el país. El cardenal se negó. Al final, se decidió que quedara bajo arresto domiciliario, custodiado por una treintena de policías, hasta que, el 10 de febrero de 1960, murió, entre graves sospechas de haber sido envenenado por los comunistas. Juan Pablo II lo beatificó en 1999.

ENSEÑANZA
«Señor, cuántos son mis enemigos, cuántos se levantan contra mí; cuántos dicen de mí: “Ya no lo protege Dios”» (Sal 3, 2-3). Es la extrema tentación a la que se ve sometido el creyente, es la tentación de perder la fe y la confianza en la cercanía de Dios. El justo supera la última prueba, permanece firme en la fe y en la certeza de la verdad y en la plena confianza en Dios, y precisamente así encuentra la vida y la verdad. (Benedicto XVI, Audiencia, 7 de septiembre, 2011).

ORACIÓN
Yo te amo, Señor; tú eres mi fortaleza; Señor, mi roca, mi alcázar, mi libertador. Dios mío, peña mía, refugio mío, escudo mío, mi fuerza salvadora, mi baluarte. Invoco al Señor de mi alabanza y quedo libre de mis enemigos.

Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios Sin comentarios

Comentarios

escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.