icono estrella Nº de votos: 0

Meditación desde Buenafuente para el Quinto Jueves de Cuaresma (21/03/2013)

Angel Moreno -

Lectura

“Ya no te llamarás Abrán, sino que te llamarás Abrahán, porque te hago padre de muchedumbre de pueblos.

Te haré crecer sin medida, sacando pueblos de ti, y reyes nacerán de ti.
Mantendré mi pacto contigo y con tu descendencia en futuras generaciones, como pacto perpetuo. Seré tu Dios y el de tus descendientes futuros” (Gn 17, 5-6).

. “Abrahán, vuestro padre, saltaba de gozo pensando ver mi día; lo vio, y se llenó de alegría” (Jn 8, 59)

Comentario

Sintamos el gozo de la fe, la bendición de haber sido iniciados en el conocimiento de las Sagradas Escrituras. Si Abraham se alegró al escuchar la alianza que Dios hacía con él, que fue figura de la que selló después con todos nosotros por medio de Jesucristo, cómo no agradecer el haber tenido noticias de la redención y del pacto sellado con la sangre de Jesús.

Hay pactos entre reyes y súbditos; los hay entre pueblos y también se celebran alianzas entre iguales, para llevar a cabo una convivencia pacífica o una transacción de bienes.

Hay palabras solemnes entre amigos, palabra dada como mayor garantía de que se llevará a cabo lo pactado. No cumplir la palabra es de malas personas. Dios nos ha dado su Palabra, y cumplirá su promesa. No retirará su alianza, aun en daño propio. Él desea ser nuestro Dios, nuestro Padre, nuestro amigo, y como compromiso perpetuo, ha sellado con la sangre de su Hijo la Alianza Nueva, y por ella, será para siempre nuestra bendición.

Si entre humanos cabe alguna duda de que se pueda romper el tratado por infidelidad de alguna de las partes, en el caso de la bendición de Dios, que nos ha ganado su Hijo, no será posible el retracto porque Jesús ha muerto de una vez para siempre y ha conseguido hacernos hijos de Dios y herederos suyos. ¿Cómo no alegrarnos y sentir el privilegio de la fe? Pero ¿cómo no reconocer a Quien de forma tan magnánima y gratuita nos ha bendecido?

Puntos de reflexión

¿Eres consciente de la Alianza sellada por Dios contigo? ¿Te sientes bendecido por haber conocido la revelación divina? ¿De qué manera manifiestas que eres solidario y cumples tu parte en la Alianza divina?

Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios Sin comentarios

Comentarios

escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.