icono estrella Nº de votos: 0

Meditacion desde Buenafuente para el Domingo 1º de cuaresma (26 - Febrero - 2012)

Angel Moreno -

PALABRA VIVA:
Hago un pacto con vosotros: El diluvio no volverá a destruir la vida ni habrá otro diluvio que devaste la tierra.
Y Dios añadió:
- Esta es la señal del pacto que hago con vosotros y con todo lo que vive con vosotros, para todas las edades: Pondré mi arco en el cielo, como señal de mi pacto con la tierra.

MÁXIMA DE VIDA:
No sólo de pan vive el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios.

ACOMPAÑAMIENTO ESPIRITUAL:
No somos nosotros los que proponemos hacer un pacto con Dios. Es Dios quien, por propia iniciativa, decide ofrecernos su alianza. El Creador mantiene su voluntad sobre sus criaturas; a pesar de la infidelidad humana, Dios es fiel. Él se nos manifiesta como Dios de paz. La señal del cielo perpetúa la opción divina de salvar al ser humano, y lo hará con la ofrenda de su Hijo, quien bajará hasta los infiernos para rescatar “a los espíritus encarcelados que en un tiempo habían sido rebeldes, cuando la paciencia de Dios aguardaba en tiempos de Noé”. Nadie queda fuera de esta voluntad salvadora.

TESTIMONIO:
Este domingo se alude a las tentaciones que sufrió Jesús. Los santos nos narran, también, las que ellos padecieron, y nos advierten de cómo vencerlas. “Mas si todo lo aborrecemos por Dios, y nos abrazamos con la cruz, y tratamos servirle de verdad, huye él (el demonio) de estas verdades como de pestilencia. Es amigo de mentiras, y la misma mentira; no hará pacto con quien anda en verdad” (Santa Teresa, Vida 25, 21).

ENSEÑANZA:
Hoy escuchamos, como aforismo, la expresión “Convertíos y creed la Buena Noticia”, la misma que se pronuncia en la imposición de la ceniza. Nos convertimos a una persona. La Buena Noticia es el Evangelio, y el Evangelio es Jesucristo. «En cuanto pongo la mirada en el Evangelio, respiro de inmediato los perfumes de la vida de Jesús y sé de qué parte correr» (Santa Teresita del Niño Jesús, Historia de un alma, Ms C, 35vº.)

ORACIÓN:
“Señor, enséñame tus caminos,
instrúyeme en tus sendas,
haz que camine con lealtad;
enséñame, porque tú eres mi Dios y Salvador”.

Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios Sin comentarios

Comentarios

escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.