Enviar artículo

Ir hablando con Dios
Si Dios es el Dios de nuestra historia y nuestra vida, y camina con nosotros, ¿por qué no ir comentándolas con Él? ¿Por qué no caminar escuchando y saboreando sus palabras?