Enviar artículo

Bendición de Año Nuevo
La puede decir el Señor sobre ti. La puedes pronunciar tú sobre personas concretas. En todo caso, comenzar el Año (y seguirlo, claro), sobre todo bendiciendo a las personas y a Dios.