Enviar artículo

Bálsamo en la herida - I Sábado de Adviento

¡Cómo necesitamos escuchar que nuestras heridas serán curadas! El profeta anuncia: “La luz de la Cándida será como la luz del Ardiente cuando el Señor vende la herida de su pueblo y cure la llaga de su golpe”.