Enviar artículo

La fuente de la paz

¿Dónde radican la serenidad, la fortaleza, la paz, si las circunstancias externas acosan, y la debilidad personal es una experiencia constante? ¿Cómo acoger la Palabra de Dios, que nos describe la razón de la estabilidad inconmovible, cuando somos testigos de las palabras rotas, de las pertenencias quebradas, de las familias heridas?