Enviar artículo

Horizonte de sentido

La historia no se inventa, todo sucede porque existe una realidad precedente, hasta llegar a las manos del Creador. El Adviento nos abre a la perspectiva esperanzadora de las promesas divinas, enraizadas en las profecías que desde antiguo anunciaban los tiempos mesiánicos.