Enviar artículo

64. Destino: periferias y nuevos escenarios

El cuarto paso necesario para lograr convertirse a una pastoral misionera señala el destino al que debemos dirigir nuestro avión. Ha insistido nuestro teólogo en salir y en vencer las vallas que puedan impedir o dificultar nuestro despegue. Hay que salir. La RAE  define en su primera acepción “pasar de dentro afuera”. Y en su tercera “desembarazarse o librarse de un lugar estrecho, peligroso o molesto.