Enviar artículo

Tres llamadas: II Viernes de Cuaresma

Hay historias que no se comprenden  hasta que se ve, al final, el desenlace. Desde la cumbre del camino espiritual, lo que se creía desgracia, pasado el tiempo, se descubre como hecho providente.