Enviar artículo

25. Dios a la vista.

Quisiera armado de un buen megáfono gritar ¡Dios a la vista! Con más entusiasmo que el marinero Rodrigo de Triana desde la cofa de la carabela capitana gritó –sin saber que descubría América-: ¡¡Tierra!! Este pozo, primero del nuevo año 2014, invita a levantar la cabeza y mirar hacia horizontes insospechados.