Enviar artículo

...hasta la cocina!
Siempre he dicho a todos mis familiares y amigos de aprovechar la oportunidad de visitarme para poder tener la sensación que las dos Saras han tenido: de entrar hasta la cocina, sin pedir permiso, sin ningún pudor, para de repente darse cuenta de estar co