Enviar artículo

¡Diosito, dónde se meten estos indios del alma!
Al fin, llegas y descubres el paraíso alejado que estos nativos escogieron para esconder su vivir de otros ojos que buscan nada más y sólo sensaciones o aventura.