Enviar artículo

Meditación desde Buenafuente para el Decimoquinto Domingo del Tiempo Ordinario (14/07/2013)

El dolor no es estético, ni nos atrae la pobreza. Los que pasaron de largo cerca del que estaba  caído en la calzada, demostraron el rechazo que cabe sentir ante lo que inestabiliza, no es cómodo y compromete.