Enviar artículo

El pozo de Jacob XIII

Resulta que he dejado mi tarea de sacar agua del pozo para llenar el décimo tercer cantarillo, por que me reclamaban otras tareas evangelizadoras y al volver, como ocurrió con los apóstoles, me encuentro a Jesús sentado junto al brocal del pozo, que ha olvidado su fatiga para atender a la mujer samaritana.