Enviar artículo

Meditacion desde Buenafuente para Quinto Lunes de Cuaresma (18/03/2013)

¡Qué fácil es juzgar a los demás para justificar nuestros defectos y hasta nuestros pecados! Y ese juicio tiene el riesgo no solo de transgredir la ley de Dios, sino de hacer daño, en ocasiones irreparable, porque puede matar quizá no físicamente, pero sí el honor, la fama y la dignidad de una persona.