Enviar artículo

Meditación desde Buenafuente para el Quinto Domingo de Cuaresma (17-Marzo-2013)

El contraste entre los dos textos nos desvela el origen de toda novedad: el perdón y la misericordia divina. Por culpa de nuestros egoísmos, nuestro corazón llega a ser páramo y estéril desierto,  pero se puede convertir en fresquedal colmado de lozanía, gracias a la mirada compasiva del Señor.