Enviar artículo

El liderazdo compartido, que viene de Dios (Reflexiones en tiempo de conclave y después)

No nos encontramos en tiempos fáciles para conducir la nave de la Iglesia. A veces da la impresión de que no navegamos, sino que únicamente la nave se mantiene a flote, aparcada en el mismo mar.