Enviar artículo

Presentación: El Pozo de Jacob

Se me ha ofrecido un rincón para instalar un pozo de Jacob, sucursal del que existe en Sicar. He tenido la suerte –don de Dios- de haber estado en este pueblo samaritano donde Jacob descubrió aguas profundas, transparentes y frescas para satisfacer la sed de los suyos. Un pozo vivo que todavía ofrece sus aguas al peregrino.