Enviar artículo

Otra economía acontece
Creo que sólo si adoptamos el ritmo de aquellos que en el campo, en el taller, en la oficina, en la lavandería, en la calle, en la iglesia, en la escuela, hacen de la vida una práctica de solidaridad, las cosas cambiarán como de hecho en algunos lugares y