Enviar artículo

Superando obstáculos

Tuve razones para alegrarme en Malakal, donde estuve la semana pasada: todas las noches pudimos disfrutar de la bendición de la electricidad que nos proporcionó la ciudad. Hace casi un año que no ocurría eso en Malakal o en cualquier otro sitio de Sudán del Sur, incluso en Juba.