Enviar artículo

Meditación desde Buenafuente para el Domingo XIX del Tiempo ordinario

El mensaje que hoy nos ofrece la Palabra, no es una invitación para satisfechos, ni una doctrina para especuladores. Quienes ante el discurso de Jesús reaccionaron de manera especulativa, no lo entendieron y abandonaron el seguimiento.