Enviar artículo

Meditación desde Buenafuente para el Domingo de la Santísima Trinidad (3 de Junio de 2012)

La Palabra nos desvela el misterio de Dios. No sólo como principio primero, sino como persona, relación entrañable, a quien podemos llamar “papá” por gracia que nos ha concedido Jesús al entregarnos el Espíritu Santo.