Enviar artículo

Meditacion Martes de la 2ª Semana de Adviento (6 - 12 - 2011)

Dios se nos revela. Él, por su cuenta, deshace toda proyección pagana sobre su identidad, se nos manifiesta como pastor que lleva en brazos a los corderos, y nos manda pregonarlo. El poder de Dios se hace impotencia para librarnos de nuestras prepotencias.