Enviar artículo

Meditación para el XXV Domingo del Tiempo Ordinario - Ciclo A

Lo que sobresale por encima de todo es la bondad de Dios, que desde el alba a la noche anda preocupado por encontrarse con cada uno, a la hora que sea, y siempre ofrece la oportunidad del seguimiento.