Enviar artículo

VI Viernes de Pascua (3 - Junio - 2011)

 Ya es mucho, sin duda, que la tristeza se convierta en gozo, que las heridas se transfiguren, y en vez de ser títulos de resentimiento se conviertan en fuente de sabiduría.