Enviar artículo

Conectad@s

Cada vez somos más conscientes de vivir envueltos en la sociedad de la información. Los medios de comunicación y sus nuevas tecnologías suponen una gran oportunidad –también un desafío– para la misión de la Iglesia y de la vida consagrada.