Enviar artículo

Domingo de la Cuarta Semana de Cuaresma (3 - Abril - 2011)

La nueva Humanidad, nacida por la Encarnación del Verbo, acrisolada en el combate contra el Malo en las tentaciones sufridas y vencidas en el desierto; transfigurada y proclamada en el Hijo amado de Dios; con sed de amor por la humanidad, no es posible reconocerla ni acogerla sin la fe.