Enviar artículo

Jueves de la Primera Semana de Cuaresma

 Hay momentos en la vida en los que no se ve salida posible. En el caso que nos propone la Biblia, la reina Ester se veía abocada a la muerte. Si se presentaba al rey sin haber sido llamada, tenía sentencia de muerte; si no intercedía por su pueblo, la sanción estaba dictada, serían exterminados todos los judíos, y ella también.