Enviar artículo

Meditación para el Primer Domingo de Cuaresma. Ciclo A.

  “No hay proporción entre la culpa y el don: si por la culpa de uno murieron todos, mucho más, gracias a un solo hombre, Jesucristo, la benevolencia y el don de Dios desbordaron sobre todos.