Enviar artículo

III Jueves de Adviento
La mayor prueba de la fidelidad divina se nos da en la opción de Dios de hacerse hombre y restablecer en la carne que toma de Santa María la respuesta fiel de la humanidad. Gracias a Jesucristo, la creación entera es grata a su Creador y la naturaleza humana reconoce a su Señor.