Enviar artículo

España se queda sin curas
Pocos, ancianos y, además, cansados y desanimados,en la época del móvil, de los sms y de las líneas ADSL, el único que parece encontrar problemas para llamar es Dios.