Enviar artículo

El capitalismo no puede terminar porque nunca comenzó
Hay oportunidades para un cambio real, pero hasta donde llegarán depende de la gente, de lo que estemos dispuestos a emprender.