Enviar artículo

Greenpeace denuncia que en España se están fabricando bombas de racimo.
A pesar de que cada día aumenta el número de víctimas por bombas de racimo en todo el mundo, España sigue fabricando y vendiendo este indiscriminado armamento.