Enviar artículo

El combustible del hambre.
Hay que desmitificar la principal idea sobre los supuestos beneficios de los biocombustibles. Para lo del CO2, por ahora sólo nos queda ahorro y eficiencia.