Enviar artículo

Evangelio del domingo 28 de febrero, II de cuaresma

Mientras oraba, el aspecto de su rostro cambió