Enviar artículo

Meditación para el cuarto domingo del Tiempo Ordinario.

Cuando se actúa desde la conciencia de saberse amado, se descubre la fuerza.