Enviar artículo

Evangelio del domingo 20 de noviembre, IV de Adviento

¿Quién soy yo para que me visite la madre de mi Señor?