Enviar artículo

Comentario seglar al Evangelio del 30 de Agosto de 2009, domingo XXII del Tiempo Ordinario.
Dejáis a un lado el mandamiento de Dios para aferraros a la tradición de los hombres.