Enviar artículo

Evangelio del domingo 2 de agosto, 18º del tiempo ordinario
El que viene a mí no pasará hambre, y el que cree en mí no pasará sed.