Enviar artículo

¿Pedimos Permiso para no ser felices?
¿Es acaso más interesante lo quebrado que lo entero, la infelicidad más bella que la felicidad?