Enviar artículo

Evangelio del domingo 5 de julio.
No desprecian a un profeta más que en su tierra.